Lo último

Sillas que hicieron historia

Christophe Pillet comienza su colaboración con Point con el diseño de tres colecciones magistrales con nombres evocadores como Long Island, Summer y City

0

Agence Christophe Pillet

Address 29, passage Dubail 75010 Paris
Phone +33 1 58 36 46 36
www.christophepillet.com

El diseñador Christophe Pillet destaca que le sedujo la apuesta por el trabajo artesano de Point. “Si la artesanía nos seduce hoy creo que, a través del diseño, encontramos un singular anclaje cultural que nos habla de la sustancia, de la capacidad de generar algo distintivo”.

Es la primera vez que Christophe Pillet colabora con Point. Reacio a enmarcarlas en un estilo concreto, Pillet explica que le interesó más hacer piezas sencillas, elegantes y modernas. Para él no se trataría de un estilo, sino de un punto de vista. «No busco lo extraordinario, sino revelar lo que es bello y conmovedor en lo ordinario», señala. «Me interesa la sostenibilidad desde un punto de vista cultural, indago sobre su durabilidad y su atemporalidad. Intento que las piezas que diseño duren en el tiempo y trasciendan a las modas y se relacionen con la cultura local y la tradición».

Long Island

Mi objetivo con esta colección ha sido que fuera tan deseable, con un diseño tan detallista y tan bien terminada como un mueble de interior” explica Pillet y añade, «busqué crear la sensación de que estas piezas siempre han existido». Como un moderno clásico. Formas rectas y líneas finas definen la silueta de esta colección modular de sofás de exterior. Eminentemente versátil, las piezas que la componen pueden ser un sillón, un sofá o una chaise longue adaptándose a cada espacio. Su diseño, de gran simplicidad, tiene inspiración clásica y aspira, según confiesa Pillet, «a aportar una elegancia universal y un gran confort». Esta colección persigue convertirse en un nuevo clásico y consta de 11 piezas que se complementan con 3 mesas con estructura en aluminio.

Summer

Es una revisión de la silla tradicional: universal, simple, funcional y atemporal, ahora vista desde el refinamiento, la precisión técnica y la sensualidad. «El efecto decorativo se produce aquí por la textura del trenzado. Por lo tanto, hay algo muy elaborado (hecho a mano), de diseño muy fuerte y muy simple» explica el diseñador. Realizada en aluminio combinado con cuerda y disponible en múltiples colores, la colección está compuesta por una silla y una butaca con brazos para el comedor. El protagonismo lo toma el trenzado de la cuerda, con el que Point y Pillet han querido rendir un homenaje a la artesanía de la firma. «Es una manera de que Point se vuelva a conectar con sus raíces, con su tradición», declara. «Estamos ante un objeto casi indefinido, clásico, universal, que rediseñamos muy ligeramente para darle una nueva modernidad».

City

Con esta colección trato de describir, de manera contemporánea, un arte de vivir mediterráneo, que no tiene que ver con el tiempo. Es un universo donde el sol y la tierra se unen comenta Pillet. Su principal característica es una estructura de aluminio pintado en polvo, con brazos en madera de teca y unos confortables y mullidos cojines. Este conjunto crea una composición de gran comodidad y armonía. Las tres piezas de la colección –un sillón, un sofá doble y uno triple–, destilan clasicismo y elegancia y sus cojines pueden ser personalizados tanto en estampados como en colores.

Christophe Pillet

La lucidez de la expresión y la búsqueda de la simplicidad son los principios clave: en la obra de Christophe Pillet se optimiza la elegancia. El perfecto dominio de la sensualidad y el refinamiento de Pillet lo ha convertido en uno de los pocos diseñadores franceses que han ganado reconocimiento mundial diseñando hoteles, boutiques y dirigiendo proyectos artísticos en los Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón. Se ha ganado la aclamación internacional por el espectro y la calidad de sus creaciones. Arquitectura, objetos, muebles, dirección artística, su firma está invariablemente asociada a las mejores marcas: Lacoste, Jean-Claude Jitrois, Catherine Malandrino, Lancel, Le Tannneur International…

El alcance y la variedad de sus proyectos comparten una actitud común, independientemente de la escala. Ya sea como director de diseño de Lacoste, o en colaboraciones a largo plazo con Driade, Cappellini, Emu, Porro o Serralunga, sus consideradas interpretaciones son un testamento de la elegancia de alto voltaje, que se distingue tanto por su precisión como por su rigor. Si existe un “estilo Pillet”, está en su capacidad de cristalizar, dentro de un proyecto, la emoción de una propuesta.

Christophe Pillet es un diseñador francés que ha ganado el reconocimiento internacional por la variedad y la calidad de sus creaciones. Arquitectura, objetos, muebles, dirección de arte: su firma está invariablemente asociada a las mejores marcas y proyectos de cada vez mayor peso y prestigio.

Desde la transformación de las boutiques Lancel en Francia y en el resto del mundo, pasando por el diseño del Hotel Sezz en St Tropez, el Hotel Sahrai y el restaurante Maison Blanche en Fez, hasta la creación de stands para Renault en salones internacionales del automóvil: el alcance y la variedad de sus proyectos comparten una actitud común, independientemente de la escala. Ya sea como director de diseño de Lacoste, o en colaboraciones continuadas con Driade, Cappellini, Emu, Porro, sus consideradas interpretaciones son un testimonio de la elegancia de alto nivel, que se distingue tanto por su precisión como por su rigor.

En el mundo de la moda, un sector que depende especialmente del arte de la seducción, destacan sus colaboraciones con Catherine Malandrino y Jean Claude Jitrois, .

Las obras de Pillet indican también una capacidad, todavía rara en Francia, de lograr reconocimiento a nivel mundial (en Japón, Estados Unidos, Gran Bretaña). La traducción sensible y material de una relación feliz con el mundo – que, lógicamente, no tiene fronteras.

Tras obtener su diploma de la Academia Domus, pasó a formar parte del grupo Memphis (como asistente de Martine Bedin, y Michele De Lucchi), cuando lideraron la vanguardia con un nuevo enfoque del diseño. A su regreso a París, Pillet participó en el desarrollo de la agencia Starck, durante el período en que los interiores de los hoteles americanos y el cepillo de dientes fueron objeto de una importante reinvención.

Pillet creó en 1993 su propia agencia y ese mismo año fue nombrado “Diseñador del Año” en el Salón del Mueble de París, despegando su carrera independiente. Su personalidad y su carrera ofrecen características singulares. Inicialmente se lanzó a la carrera musical y ha conservado el gusto por ciertos ritmos y compases, así como por la búsqueda de la armonía. Su interés por el movimiento nunca ha dejado de estar presente.

Fuente: Point.

Share.

Leave A Reply

*