Lo último

Sillas que hicieron historia

Foster + Partners diseña una nueva colección de sillas para complementar su actual colección Ovo de Benchmark

0

 

Foster+Partners

Riverside, 22 Hester Road,
London, SW11 4AN
+44 20 7738 0455
london@fosterandpartners.com
www.fosterandpartners.com

Foster + Partners diseña una nueva colección de sillas para complementar su actual colección de mobiliario Ovo para Benchmark. Las formas suaves y táctiles de las sillas, que incluyen un sillón, una versión apilable sin brazos y un asiento de salón, encajan con la estética general de la colección y combinan la ergonomía con la claridad de las formas. A medida que el bienestar se hace más patente y crece el deseo de un mobiliario más cálido y táctil, las sillas OVO ofrecen una solución que se adapta a una gran variedad de entornos, desde oficinas y comercios hasta usos domésticos.

Mike Holland, jefe de diseño industrial de Foster + Partners, comenta: «La colección OVO es una celebración de la artesanía y la materialidad, una gama de muebles táctiles que se caracterizan por la simplicidad de las formas. Creímos que era necesario complementar la colección existente con una gama de soluciones de asiento que se adapten a una amplia variedad de usos. Desde la silla apilable, excepcionalmente flexible, hasta la facilidad y la comodidad del sillón, cada pieza ha sido meticulosamente diseñada y elaborada para encajar en la estética general de OVO, que invita al tacto«.

El diseño de la versión apilable surge de la demanda de muebles flexibles que puedan guardarse fácilmente después de su uso. Esta versión ligera y sin brazos ofrece un asiento para diversos usos, como salas de reuniones, aulas y otros espacios polivalentes. En el sillón, la parte superior de los reposabrazos tiene un acabado suave y acolchado y bordes suavizados que se ensanchan para formar el respaldo. Estos reposabrazos se han ensanchado para formar un soporte para una taza o un ordenador portátil en el sillón, con un asiento más profundo y espacioso, lo que la hace adecuada para vestíbulos de oficinas, espacios de descanso o salas de espera de aerolíneas.

El asiento está diseñado de forma modular para que pueda ser sustituido, con una versión de madera maciza o tapizada disponible de serie. Esta última viene con una opción de cuero de anilina, que ha recibido la certificación Nordic Swan Ecolabel. En lugar de espuma de plástico, los rellenos de los asientos tapizados utilizan lana de cordero orgánica, que tiene propiedades antimicrobianas, es naturalmente transpirable y cumple las normas británicas contra el fuego sin la aplicación de productos químicos tóxicos retardantes del fuego. La gama de muebles OVO ha sido acreditada por el International Living Future Institute como «LBC Red List Free» en su etiqueta Declare, lo que garantiza que no se utilizan productos químicos tóxicos en su fabricación y que no emiten COV nocivos. Esto también significa que las piezas de OVO cumplen los requisitos de los edificios con certificación WELL.

Se han publicado Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) verificadas de forma independiente sobre la colección, que demuestran el rendimiento medioambiental de las piezas de principio a fin. Las tres sillas Ovo, fabricadas con un asiento de madera maciza, son neutras en cuanto a emisiones de carbono, o incluso mejores, y tienen una huella de carbono negativa, lo que significa que almacenan más carbono del que emiten durante su fabricación, distribución y uso previsto.

Fabricada en el Reino Unido por Benchmark, la silla Ovo está disponible en roble con un acabado de aceite ebonizado o blanco y en nogal con un acabado de aceite claro.

 

Foster + Partners

Foster + Partners es un estudio global de arquitectura sostenible, ingeniería, urbanismo y diseño industrial, fundado por Norman Foster en 1967. Desde entonces, él y el equipo que le rodea han establecido un estudio internacional con una reputación mundial. Con oficinas en todo el mundo, trabajamos como un único estudio con diversidad étnica y cultural.

«La sostenibilidad está en el centro de todo lo que emprendemos. Auditamos todos los proyectos en función de las normas mundiales, al tiempo que desarrollamos estrategias a medida que impulsan nuestro programa medioambiental. Construir de forma sostenible nos obliga a diseñar de forma holística, y nuestro exclusivo enfoque de diseño integrado nos permite desarrollar estrategias innovadoras que se centran firmemente en el futuro del medio ambiente. Dentro del estudio, los ingenieros estructurales y medioambientales, junto con otros muchos equipos de diseño especializados, trabajan junto a los arquitectos para desarrollar soluciones de diseño totalmente integradas. Cada proyecto parte de una idea nueva, que conduce a una solución hecha a la medida del lugar y del usuario. El diseño suele estar a cargo de un equipo pequeño y muy unido; el equipo que inicia un proyecto lo sigue hasta su finalización, lo que proporciona continuidad en todo momento. Siempre consideramos el entorno construido como una totalidad y aplicamos un enfoque verdaderamente integrado al diseño responsable.» comentan en Foster+Partners.

Norman Foster

Nacido en Manchester (Gran Bretaña), en 1935, Norman Foster empezó a estudiar Arquitectura a los 21 años. En 1961 y tras licenciarse en la Manchester University School of Architecture and City Planning, se trasladó a Estados Unidos para ampliar sus estudios en la Universidad de Yale. Allí, descubrió el trabajo de figuras como Frank Lloyd Wright y Louis Isadore Kahn que ejercieron una gran influencia en él.
En 1967, fundó Foster Associated, estudio con sede en Londres, dedicado al urbanismo y diseño de objetos vinculados a la edificación, desde donde ha realizado los proyectos más sobresalientes de su carrera y que, en 1999, pasó a denominarse Foster + Partners.

Durante estas cuatro décadas, la firma se ha convertido en uno de los despachos más premiados, siendo pionero en dar un enfoque sostenible a la arquitectura a través de una amplísima gama de trabajos, desde planes urbanísticos, infraestructuras públicas, aeropuertos, edificios públicos y culturales, oficinas y espacios de trabajo hasta casas privadas y diseño de producto.

La obra que le hizo popular fue el Banco de Hong-Kong y Shanghai (1985), un rascacielos de cristal de 47 plantas que destaca por la funcionalidad de los espacios, la iluminación natural y el uso de la tecnología como herramienta de creación arquitectónica. A él se suman, la ampliación del aeropuerto de Pekín, la cúpula de vidrio del edificio restaurado del Reichstag en Berlín, el Carré d’Art, o el Museo de Arte Contemporáneo de Nimes (Francia), la sede del Ayuntamiento de Londres, la sede del Commerzbank de Frankfurt (Alemania) de 62 pisos o el viaducto francés de Millau (un puente de 2.460 metros de longitud y 343 metros de altura sobre el río Tarn).

En España, ha diseñado la línea de metro de Bilbao (inaugurado en 1995), la torre de comunicaciones de Collserola (Barcelona), la Bodega Portia del Grupo Faustino (Burgos), la segunda planta del Hotel Puerta América en Madrid, la Torre de Comunicaciones de Collserola (Barcelona), el Campus de la Justicia de la Comunidad de Madrid y el rascacielos de Caja Madrid también en Madrid.

Desde sus inicios en 1967, Norman Foster ha recibido más de 620 premios a la excelencia y ha ganado más de 100 concursos nacionales e internacionales. Su obra se expone en las colecciones permanentes del MoMA de Nueva York y del Centro Georges Pompidou de París.

Fuente  Foster+Partners.

Share.

Leave A Reply

*