Lo último

Sillas que hicieron historia

La nueva lámpara Bolita, creada por Kaschkasch para Marset, invita a tocar la luz, a modular su intensidad a través del contacto humano

0

Kaschkasch

hoeninger weg 174
50969 Colonia. Alemania
0049 (0)221 169 23 895
mail@kaschkasch.com
kaschkasch.com

En una era tan digital como la actual en la que se compra a golpe de clic y se lee deslizando el dedo, a veces se echa de menos algo tan humano como es tocar, con toda su intención.

La nueva lámpara Bolita creada por Kaschkasch para Marset, invita a tocar la luz para modularla.

Su estructura es tan sencilla como mágica: una superficie redonda que aloja un led situado en su eje central y una bola de cristal superpuesta que al desplazarse produce, de manera constante, el efecto de un eclipse. Al mover la Bolita atenuamos o aumentamos la luz y este juego cautiva por su hermoso efecto visual.

Bolita busca que el usuario interactúe con ella. La idea de Florian y Sebastian del estudio kaschkasch era diseñar una lámpara en la que el proceso de dimmerizar la luz fuera de forma mecánica y no electrónica. Un diseño tecnológicamente innovador que reivindica el sentido del tacto.





Florian Kallus, 1983, Bonn, Alemania
 – Sebastian Schneider, 1985, Stadthagen, Alemania

Kaschkasch

El estudio kaschkasch fue creado en 2011 por Florian Kallus y Sebastian Schneider. El dúo trabaja en mobiliario, iluminación y dirección artística para clientes nacionales e internacionales. Al ser un dúo, la colaboración es un aspecto crucial en el trabajo de kaschkasch. El debate es clave. Kaschkasch se acerca al diseño como un componente práctico y útil de la vida que transmite personalidad y carácter a través del concepto de restricción. Tomando como base este enfoque del diseño, el lenguaje formal de kaschkasch es una simbiosis de la franqueza y la belleza que hay en la línea entre la función y la forma. En el resultado, kaschkasch cuestiona las normas establecidas y ofrece nuevas respuestas a la exigencia diaria.
Florian Kallus y Sebastian Schneider comparten un background común que combina la practicidad con una educación académica: ambos tienen una formación de ebanistas junto con estudios en diseño de producto. Esta versatilidad da forma a todo lo que kaschkasch hace, a través de técnicas de artesanía tradicional y una actitud hacia la innovación, la disrupción y nuevas soluciones tecnológicas.

Fuente: Marset.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*