Lo último

Sillas que hicieron historia

La popular silla Barcelona fue diseñada en 1929 por Lilly Reich y actualmente editada por Knoll

0

1929. Silla Barcelona

Mies van der Rohe
Versión actual: Knoll

La Silla Barcelona, uno de los objetos más reconocidos del siglo pasado, y un icono del movimiento moderno,  irradia una elegancia simple que personifica la máxima más famosa de Mies van der Rohe: «menos es más«. Cada pieza de esta silla es un tributo al matrimonio perfecto del diseño moderno y la artesanía excepcional.

La silla Barcelona fue diseñada por Lilly Reich con la colaboración de su socio y compañero Mies van der Rohe  para el Pabellón alemán en la Exposición Internacional de Barcelona del año 1929. El diseño se desarrolló en una época de reconstrucción tras la Primera Guerra Mundial. Los diseñadores que prepararon el pabellón alemán tuvieron la responsabilidad de mostrar el resurgir de la cultura alemana.

Los diseñadores, arquitectos y artistas de aquella época supieron aprovechar las nuevas tecnologías y los nuevos materiales desarrollados durante la guerra. En este sentido, el diseño de la silla supone una propuesta de vanguardia para el uso doméstico.

La estructura del mobiliario estaba realizada originalmente en acero inoxidable pulido, mientras que las superficies del asiento y el respaldo fueron hechas de cuero de piel de cerdo. Más tarde, en 1950 se hicieron ajustes al diseño para su producción a gran escala.

Las proporciones armoniosas y la forma elegante convirtieron a la silla Barcelona casi en un objeto escultural digno de galería de exposición. Su forma está basada en la sella curulis, un tipo de silla usada por los magistrados romanos. La unión a la vista del bastidor estructural y de los amortiguadores del asiento como componentes separados, y el uso de materiales tradicionales y modernos, ajustándolos a su propósito funcional, se adaptan perfectamente a la concepción que tenía Mies del estilo internacional.

La silla Barcelona, que sigue siendo muy popular, la fabrica actualmente Knoll, bajo la licencia comprada a Mies van der Rohe en 1953. Knoll destina una parte de la venta de sus objetos fabricados con diseño de Mies van der Rohe al Museo de Arte Moderno en Alemania.

La silla Barcelona se tapiza con 40 paneles individuales que se cortan, se sueldan a mano y se insertan, también a mano, con botones de cuero producidos con piel de vaca. Los cojines son de espuma de poliuretano de alta calidad y alta elasticidad con relleno de fibra de poliéster de dacrón en forma de plumón. Las correas de la tapicería son de cuero. Los lados se tiñen para que coincidan con el color de tapicería. Se utilizan 17 correas para el soporte del cojín. El marco está cromado y pulido a mano para un acabado espejo. Correas de tapicería unidas con remaches de aluminio El logotipo de KnollStudio y la firma de Ludwig Mies van der Rohe están estampados en la pata de la silla Barcelona.

Lilly Reich

Lilly Reich (Berlín, 1885 – 1947) fue una diseñadora moderna alemana. Estuvo asociada con Ludwig Mies Van der Rohe durante más de diez años. Fue una de las pocas mujeres profesoras de la Bauhaus.

Nacida en Berlín, comenzó su carrera como diseñadora de vestidos de mujer. Esta experiencia desarrolló su interés por el contraste de texturas y materiales, y su aplicación en decoración. Comenzó a trabajar en los talleres de la Wiener Werkstätte en Viena en 1908, con el diseñador modernista Josef Hoffmann, responsable de varias sillas como la Kubus, la Cabinet, la Koller o la Broncia. Allí se formó con Else Oppler-Legband, cofundadora de la Deutscher Werkbund, con quien cursó también estudios en Berlín.

En 1912 se unió a la Deutscher Werkbund, organización dedicada a promover el diseño y la producción industrial, participando en la promoción de los diseños y productos de origen alemán. Ese año forma parte de la Exposición La mujer en la casa y en el trabajo que tuvo lugar en los Jardines del Zoológico de Berlín donde diseñó el apartamento para un trabajador. En el escaparate de la farmacia Elefanten Apotheke de Berlín, utiliza el recurso que sería una característica específica de sus proyectos: mostrar los materiales por sí mismos como un signo de belleza.

En 1914 abrió su propio estudio, cuando sólo tenía 29 años, obteniendo rápidamente una buena reputación profesional. De hecho, tan sólo seis años después, logró convertirse en la primera mujer directora de la Deutscher Werkbund. Junto a Else Oppler-Legband y Anna Muthesius participó en la exposición de la Werkbund de Colonia, siendo una de las responsables de la exhibición dedicada a la vivienda moderna en 1914.

A causa de la Primera Guerra Mundial se centró en la moda y el mobiliario y acondicionó su taller como tienda. Su producción fue destacada en el periódico Fachblatt für Holzarbeiter en 1915. Ese mismo año organizó la Exposición para la Industria de la Moda en Berlín.

En 1924 conoció a Ludwig Mies Van der Rohe y comenzaron a colaborar. En 1926 se trasladó de Fráncfort del Meno a Berlín para trabajar con el arquitecto, convirtiéndose en su compañera personal y profesional durante 12 años. En 1927 diseñaron el Café Terciopelo y Seda de la Exposición de moda femenina de Berlín, en la que el color juega un papel muy importante: el terciopelo negro, rojo y naranja, y la seda negra y amarillo limón. Trabajaron juntos en el proyecto de edificio de apartamentos de la exhibición de la Werkbund de Stuttgart en 1928.

En 1932 fue invitada por Mies a dar clase en la Bauhaus de Dessau, para dirigir el taller de diseño de interiores y de tejidos, con Otti Berger como adjunta, y simultáneamente llevó los mismos talleres en la Bauhaus de Berlín. Fue una de las pocas mujeres profesoras de esta escuela, junto con Gunta Stölzl.

Fuente: Wikipedia. Knoll.

Share.

Leave A Reply

*