Lo último

Sillas que hicieron historia

La reconstrucción del antiguo Caserío Azkarraga diseñado por BabelStudio da cabida a tres usos diferentes, vivienda, restaurante y agroturismo

0

BabelStudio

Bilbao
Marzana 16
48003 Bilbao
+34 657321231

Stuttgart
Tulpenstrasse 31
70180 Stuttgart
+49(0)7116402823

info@babelstudio.net
www.babelstudio.net

Situado en una ladera entre el parque natural de Urkiola y la reserva de la biosfera de Urdaibai, el solar del proyecto se encuentra ligeramente apartado de un conjunto de caseríos históricos del Barrio Aldana, un núcleo de edificios catalogados.

La reconstrucción del antiguo Caserío Azkarraga diseñado por BabelStudio da cabida a tres usos diferentes, aunque interrelacionados, en una parcela que anteriormente estaba ocupada por una casa de piedra de dos plantas. El edificio original, de mediados del siglo XIX, y su ampliación más reciente, de una sola planta, se encontraban en ruinas y sólo se pudieron conservar los muros de mampostería perimetrales, de hasta un metro de profundidad. La estructura del tejado, así como los elementos estructurales internos, estaban derrumbados debido a que el edificio estuvo abandonado durante mucho tiempo.

Las limitaciones normativas obligaron a mantener la huella original del edificio, incluido el volumen anexo, pero permitieron modificaciones sustanciales en la altura del edificio, las aberturas de la fachada y la elección de materiales.

Al tratarse de un edificio en ruinas y tener cierta libertad en cuanto al diseño y los materiales, el proyecto de reconstrucción presentaba la oportunidad de restaurar la tipología tradicional del lugar eliminando todos los elementos arquitectónicos conflictivos. El diseño del proyecto se presenta como una arquitectura contemporánea y minimalista que se integra en los aspectos formales y volumétricos de su contexto arquitectónico.

El objetivo del proyecto era dar con una solución de diseño adecuada para la nueva casa de la propiedad, un chef que anteriormente tenía un restaurante de renombre en Bilbao, su mujer y socia y sus tres hijos pequeños.

Junto con la vivienda, había que integrar en un volumen compacto su nuevo restaurante –La Revelía– dedicado a la cocina regional y a los productos locales y un agroturismo anexo. Tres profundos recortes en la fachada de la volumetría abstracta del nuevo edificio manifiestan los accesos a cada uso.

Debido al mal estado de los muros de piedra perimetrales a la altura del segundo piso, se decidió eliminar esta parte del edificio y organizar las necesidades espaciales predominantemente en un solo nivel, ocupado por la unidad residencial y el restaurante. Únicamente el agroturismo se distribuye en un segundo nivel. Al reducir el volumen del edificio, debido a las condiciones estructurales existentes y a la organización espacial lograda por el diseño, el Caserío Azkarraga hace referencia al aspecto formal y volumétrico de los caseríos históricos locales con sus proporciones características.

El nuevo proyecto, al igual que el edificio original, utiliza los muros perimetrales de las fachadas como elemento estructural. Minimizando los nuevos elementos estructurales, se introduce un único muro de hormigón en el centro de la planta baja, que contiene el vaso de la piscina interior. Además de su función estructural, el elemento del muro central organiza el amplio programa de la planta baja, separando los usos de la unidad residencial a los del restaurante, mientras que da acceso al agroturismo en la segunda planta.

Un generoso espacio abierto de doble altura acoge la zona de día compuesta de una cocina abierta junto a un comedor y una zona de estar. Tres aberturas de gran formato con puertas correderas integradas en la fachada permiten una continuidad espacial del interior y el exterior. La zona de noche que alberga la suite principal con dormitorio y baño, y otros dos dormitorios individuales, se sitúa en el volumen anexo. Cada unidad tiene acceso directo al jardín circundante. Como en el proceso de diseño se decidió mantener este volumen adosado de cubierta plana, se ha logrado una terraza que proporciona una amplia zona exterior al agroturismo de la segunda planta. En el centro de la planta baja se encuentra una zona de spa con piscina y sauna, que junto con el muro de hormigón estructural, actúa como bisagra entre el uso de vivienda y el de restaurante.

En el restaurante, dos aberturas adicionales de gran tamaño en la esquina suroeste proporcionan la transición fluida entre el comedor interior y la naturaleza circundante, donde se encuentra un huerto para uso directo del restaurante. En contraste con la parte residencial, el interior se diseña en tonos oscuros, con paredes con revestimientos en negro y suelos de terrazo continuo, consiguiendo que las grandes aberturas enmarquen el paisaje como un lienzo. La cocina del restaurante está diseñada como una parte integrada en el comedor, separada por un cierre transparente de marco de acero y vidrio sobre una base de mármol, haciendo que la elaboración de los platos servidos sea visible y forme parte de la experiencia.

La sencillez constructiva del edificio existente sirvió de referencia para las soluciones constructivas proyectadas.

El muro exterior consiste en una fachada ventilada de madera de pino tintado en negro que envuelven los muros de piedra originales. Las huellas de uso en la madera tintada y no tratada son deseadas y conservarán la elegancia y la belleza del edificio. Los nichos de entrada se revisten en paneles de madera de pino de tono natural para contrastar con la fachada negra. La estructura entre el nivel de la planta baja y el primer piso se resuelve con estructura de vigas y viguetas de madera. En ambos niveles se utilizan suelos de terrazo en diferentes tonos de color y grados de pulido. En los baños, la piscina y en la pared divisoria del restaurante hacia la cocina se ha utilizado mármol como material de revestimiento. Todas las puertas y ventanas exteriores son de madera de pino laminada.

No sólo el restaurante, sino también la construcción y el funcionamiento del edificio pretenden ser sostenibles, utilizando geotermia como energía renovable y aprovechando la existencia de un manantial natural situado en la propiedad para el abastecimiento de agua. Así mismo, para la fachada se ha utilizado madera de los pinos existentes en la parcela. La decisión de reducir el uso de materiales no sólo se guió desde un punto de vista estético, sino también para simplificar la construcción del proyecto.

La arquitectura del Caserío Azkarraga está concebida con un diseño de superficies uniforme y una selección de materiales para crear un aspecto tranquilo, elegante y escultural.

Materiales

Planta baja: Base de hormigón sobre cimentación, aislamiento, terrazo in situ en tono gris oscuro/terracota en diferentes grados de pulido con calefacción/refrigeración de suelo integrada.

Primera planta: Estructura de vigas y viguetas de madera con relleno aislante, apoyada en un único muro de hormigón en el centro del edificio y en los muros originales de piedra, tableros de madera de pino, terrazo in situ en tono gris oscuro con calefacción/refrigeración integrada en el suelo.

Cubierta: Acabado de cartón-yeso, estructura de madera con relleno aislante, tableros de madera de pino, rastrel y tejas cerámicas planas.

Fachada: Fachada de listones de cubierta ventilada de madera de pino entintada en negro, capa aislante, las paredes de piedra originales y acabado interior de cartón yeso. En los nichos de la fachada se utilizan paneles de madera de pino en acabado natural. Todas las puertas y ventanas exteriores son de madera de pino laminada.

Acabados: Las superficies de mármol Nero Marquina se han utilizado para la encimera de las islas de la cocina y la pared divisoria de los restaurantes. Parte superior de la pared divisoria en estructura de acero y vidrio. Frentes de cocina de madera de roble en la parte residencial. El revestimiento de mármol Calacatta se ha utilizado en los baños y en la zona del spa.

Mobiliario

Mesa y sillas Mikado H75 y Hari de Ondarreta, en el restaurante Mikado H75, Hari y Bai Terracota de Ondarreta. Sofá Senso de Joquer. Mesa auxiliar Solapa de Stua. Silla auxiliar BKF de Isis. Alfombra Rabari I de Nanimarquina. Iluminación: Lola S1232 de Aromas, Cesta de Santa&Cole.

Situación: Barrio Aldana, Bizkaia.
Estado: Finalizado en 2021.
Diseño y proyecto: BabelStudio, Marçal Bonadona.
Fotografía y producción de vídeo: Biderbost Photo.
Realización de vídeo: Begira Produkzioak, Berde Produkzioak.
Obras de arte/pinturas: Fernando Biderbost
Mobiliario: Galea Home, Ondarreta.

BabelStudio

Michael Schmidt, Andrea García, Andrea Emmanuel, fundadores de BabelStudio

BabelStudio es un joven estudio de arquitectura fundado en Bilbao que apuesta por el concepto de estudio abierto e interdisciplinar. Interesado en una estrecha colaboración con diversos campos como el diseño, las artes y las tecnologías innovadoras, el estudio se concibe como centro de un diálogo colectivo.

La práctica de BabelStudio cree que en todo proceso de diseño subyace una idea inicial que, asociada a la interpretación del carácter de cada sitio y programa lleva a un concepto elaborado con precisión. Sólo anclando el proyecto en su contexto, circunstancias y complejidades específicas es posible generar una arquitectura evitando un estilo predeterminado y lograr un diseño de alta calidad. Siguiendo este enfoque, BabelStudio explora constantemente la articulación del espacio y su materialización.

Dado que su trabajo se basa en un método de diseño altamente colaborativo, son capaces de asegurar el diálogo con el cliente, los consultores y el constructor, el control del presupuesto y del programa, así como una gestión competente del proyecto.

En resumen, su convicción es diseñar una arquitectura capaz de alcanzar una síntesis de concepto, integración funcional y belleza.

Fuente: BabelStudio.

Share.

Leave A Reply

*