Lo último

Sillas que hicieron historia

Nani Marquina diseña Tones, junto a la artista Clàudia Valsells, una colección con enfoque armonioso, rítmico y sensible, con el color como herramienta central

0

Todo lo que nos rodea está formado por colores que nos afectan de una manera u otra. Ningún color carece de significado, ni de contexto. Es mágico ver cómo su presencia—y ausencia—influye no solo en una estancia, sino en nuestro estado anímico aportando calma y energía.

Nani Marquina ha diseñado, junto a la artista Clàudia Valsells, la colección Tones, cuatro modelos de alfombras que aportan un enfoque distintivo, armonioso, rítmico y sensible, con el color como herramienta central. Una colección basada en un diseño que invita a vivir la alfombra invitando al usuario o a los elementos de mobiliario a dirigirse al centro de la misma, sin ser un simple espectador de la obra.

Las alfombras Tones 1, 2 y 3 surgen de la exploración y posterior reinterpretación de la forma tradicional de construir una alfombra, donde siempre ha predominado un marco exterior con una serie de elementos centrales. El resultado: una revisión contemporánea a través del color y la simplicidad de las formas. A través de un lenguaje propio, se han sintetizado las formas, distribuido en los extremos y dejado un espacio central que dirige la atención. Con el modelo Pieces, el ejercicio es el opuesto, la artista reparte los retales en el centro, los compone de forma melódica mostrándonos su proceso creativo” comenta Nani Marquina.

La colección hace alarde de una infinita riqueza de tonalidades, pone en relieve la armonía cromática que remite en cierta forma a notas musicales.

Los colores de la colección Tones nacen de los instrumentos de una orquestra, colores tostados de los instrumentos de cuerda, los colores de los instrumentos de viento, los grises y azulados, los ocres de la percusión etc. A partir de ese universo cromático aparecieron las formas y luego solo tuve que jugar a componerlas de manera que fuera reproducible en distintas escalas y que fuera armonioso” añade Clàudia Valsells.

Tones se ha desarrollado en 2 técnicas que aportan acabados y sensaciones distintas. La técnica de Hand-tufted, permite transferir de forma literal la obra de Clàudia Valsells, siendo lo más cercano a crear a partir de un lienzo en blanco. Sin embargo, la técnica ancestral de Kilim aporta un aspecto envejecido y de tejido irregular dado por el uso de lana afgana, que le brinda una nueva percepción.

La artista resalta que pasar de su medio más habitual, la pintura, a los matices y texturas que proporcionan las fibras y las lanas ha significado un reto muy interesante. Clàudia Valsells hace un uso sobresaliente de los colores una vez más, aunque esta vez sorprende en un nuevo medio: las alfombras.

Fotografía: Albert Font.

 

Clàudia Valsells

Clàudia Valsells (1969) nació y vive en Barcelona. Es una artista especializada en el color. Creadora multidisciplinar, descubrió la pintura a través del muralismo. A partir de sus reflexiones como artista y de su experiencia en la predicción de tendencias y en la pintura mural en interiorismo y arquitectura, aporta a toda su obra un enfoque distintivo, armónico, rítmico y sensible, con el color como herramienta principal.

Consciente del impacto emocional del color y de su infinita riqueza de matices, desarrolla y define gamas y armonías cromáticas, abstrayendo el color de la materia y de cualquier otro artificio y buscando en el blanco del lienzo su único aliado.

Pintora autodidacta, en 1992 fue a estudiar pintura mural al Instituto Superior de Pintura Van Der Kelen y Logelain de Bruselas (Bélgica). A su regreso de Bruselas, trabajó por encargo y para arquitectos, en proyectos de diferentes escalas.

Pronto fundó su propia empresa, bajo el nombre de «arts&claus«, especializada en pintura y color aplicados a la arquitectura y el diseño de interiores. Durante 20 años trabajó en proyectos en España y en el extranjero. Su función era transmitir el valor del color y su textura en la decoración de espacios interiores, trabajando estrechamente con profesionales del arte, el diseño y la arquitectura.

También produjo y editó dos cartas de color propias, con más de 200 referencias, que han sido utilizadas como herramientas de comunicación del color por los mejores arquitectos de España. Actualmente compagina su actividad como artista con el asesoramiento y la prescripción del color en los ámbitos del interiorismo y la arquitectura.

Su obra está representada, dentro y fuera de España, por el galerista barcelonés Miquel Alzueta.

 

Nanimarquina

Guiada por su pasión por el diseño y gracias a una larga trayectoria en proyectos privados y de uso público, Nanimarquina se ha convertido en un referente internacional en alfombras contemporáneas e interiorismo. En Nanimarquina conciben una alfombra como el alma esencial de un espacio. Las texturas, colores y formas de nanimarquina buscan mejorar el bienestar de todas las personas.

El resultado: piezas hechas a mano que cuentan historias en cada detalle.

El equipo de Nanimarquina sigue dedicándose a su principal objetivo: reinventar la alfombra. Y lo hacen con la constante investigación de las capacidades de las técnicas ancestrales y la creatividad. El futuro de Nanimarquina viene marcado por el continuo esfuerzo en la mejora global de nuestro impacto en el mundo. Hablan de responsabilidad social y medioambiental con las que intentan mejorar día a día.

Fuente: Nanimarquina, Clàudia Valsells.

Share.

Leave A Reply

*