Lo último

Sillas que hicieron historia

Ramón Esteve diseña la Calma, una vivienda concebida como refugio que consigue la máxima integración con el paisaje

0

Ramón Esteve Estudio

Plaça Pere Borrego y Galindo, 7
46003 – Valencia, España
Teléfono +34 96 351 04 34
info@ramonesteve.com
www.ramonesteve.com

La casa La Calma diseñada por Ramón Esteve se sitúa en una pequeña población muy cercana a Barcelona. La parcela se ubica en una zona boscosa con una pendiente muy pronunciada donde predominan pinos, encinas y olivos. La baja densidad de esta zona residencial y la existencia de un parque natural frente a la parcela fomentan la conexión con el entorno.

La Calma se concibe como un refugio para sus propietarios, un lugar donde abstraerse del bullicio de la ciudad y de la ajetreada vida diaria. Como consecuencia se genera una envolvente másica y pesada que actúa como cáscara protectora de la vivienda y se cierra a la calle de acceso y a las viviendas colindantes y se abre y se proyecta hacia la pendiente y el bosque.

Se estudia cada apertura de la envolvente de hormigón con el objetivo de enmarcar las vistas controladas de la parcela desde las diferentes estancias. En cambio, en la fachada que se abre a la pendiente la naturaleza irrumpe en el centro de la vivienda y adquiere todo el protagonismo.

Debido a la pendiente tan pronunciada y a los condicionantes de la normativa se decide compactar la vivienda para liberar el máximo espacio de la parcela y cedérselo al jardín. El volumen se quiebra para adaptarse mejor a la pendiente. Con el mismo objetivo se diseñan diferentes terrazas con las estancias exteriores como la piscina, la barbacoa, una zona de juegos y varias zonas de jardín.

Mediante la materialidad se busca la máxima integración en el paisaje. Para el hormigón de la envolvente se utiliza una tonalidad blanco roto, como la piedra del lugar. Las maderas utilizadas en el exterior y el acero corten recuerdan a los troncos de los árboles. En el interior se utiliza una madera más clara, para darle luminosidad y calidez a la vivienda.

Una gran masa de árboles y arbustos envuelve la vivienda de una manera orgánica y poco ordenada con la finalidad de que el bosque se apropie de la parcela y arrope la casa.

La casa La Calma se desarrolla en dos plantas. En la baja se ubican las estancias de día y se organizan de manera fluida, conectadas visualmente pero con posibilidad de independizarse. La doble altura del salón queda presidida por una gran estantería y se separa del comedor por una chimenea abierta a ambas caras. En la planta primera se ubican los dormitorios y el soleamiento y las vistas quedan controladas mediante unas correderas de lamas.

Proyecto: La Calma
Localización
: Barcelona
Año: 2021
Superficie: 510 m2
Arquitecto: Ramón Esteve
Arquitectos Colaboradores: Estefanía Pérez, Jacobo Mompó, Anna Boscà, María Parra, Fran Palomo.
Imagen 3D: Tudi Soriano
Arquitecto Técnico: Emilio Pérez, Carolina Tarazona
Estructuras: Prodein Ingeniería
Instalaciones:  Juan Pedro Jimenez Monteagudo, David Gimeno Asensio, Vicente García García
Constructora: Salichs Construcció
Fotografía: Mariela Apolonio
Vídeo: Alfonso Calza. Música Original Holzwarth & Sebastian.

 

 

Ramón Esteve (en el centro) con su equipo

Ramón Esteve Estudio

Ramón Esteve fundó el estudio en 1991 con el convencimiento de que la arquitectura era una disciplina global.

Así concibe Ramón Esteve su estudio y su proceso de diseño:
«Hemos ido formando un equipo de profesionales conectados por la búsqueda de un objetivo común, generar respuestas creativas en nuestro entorno creando lugares, objetos y marcas singulares. Hoy el estudio es un lugar donde arquitectos, diseñadores y creativos trabajamos juntos en el desarrollo de proyectos con carácter. Creatividad es el resultado de imaginar, resolver y sorprender.

La arquitectura y el diseño son para nosotros disciplinas complementarias que se enriquecen mutuamente y que, de alguna forma, son inseparables. Iniciamos cualquier trabajo atendiendo a todos los parámetros que lo contienen con el objetivo de conseguir un resultado con la máxima claridad, sencillez orden y armonía.

Nuestra identidad queda patente en nuestra obra. La responsabilidad con el trabajo bien hecho nos obliga a volcarnos en los detalles y a cuidar el desarrollo completo de una idea. Lo que en principio es sólo un pensamiento o una idea, con el esfuerzo y la constancia evoluciona para convertirse en una realidad, en un espacio o en un objeto.

Cuidamos el proceso tanto como el resultado, por eso la experiencia de un proyecto abarca desde el minuto cero hasta su materialización.

Cualquier proyecto es la consecuencia de un camino que parte de las necesidades de un cliente. El proceso de desarrollo, llevado a cabo por un equipo multidisciplinar plenamente implicado, se realiza bajo una idea que articula toda nuestra obra: “Lugares donde apetece vivir”.

Las constantes de nuestro trabajo son la búsqueda de armonía, serenidad, atemporalidad, atmósfera, universalidad, contextualización.
Armonía, resultado de generación de sistemas, como relación entre todo parte, los proyectos nacen de una idea, idea generadora que dirige todo el proceso desde el origen en la concepción, hasta el propio desenlace en su ejecución. Serenidad, como resultado la búsqueda de equilibrio en la relación entre las formas y dentro de su universo geométrico. Atemporalidad, naciendo en un momento concreto, pero con la voluntad de intentar evocar la mayor cantidad de tiempo. Atmósfera, envolvente como resultado de la combinación feliz de los elementos materia y luz, de manera que la lectura única sea su fusión.

Universalidad, formas como consecuencia de síntesis de ideas aproximando el diseño de los elementos a su idea conceptual, alejándonos de proyectar con recursos de identidad reconocibles. Contextualización, implantación como el dialogo con el entorno físico y cultural, como la utilización de recursos de vinculación al lugar. El resultado es un trabajo que transmite esencialidad, que contiene la complejidad y la densidad de una obra resuelta hasta el extremo detalle, cuyo fin es la creación de lugares donde apetezca vivir.

Fuente:  Ramón Esteve Estudio.

Share.

Leave A Reply

*