Lo último

Sillas que hicieron historia

Santa & Cole reedita la simpática lámpara Tatu de André Ricard, mejorando sus posibilidades lumínicas

0

André Ricard

https://www.andrericard.com

El tatu, o armadillo, es un simpático mamífero provisto con un caparazón dorsal que le defiende cuando se recoge sobre sí mismo. En un vuelo transoceánico, entre la lectura sobre la fauna argentina y la meditación sobre la lamparita de su asiento, cuyo flujo de luz no importunaba el sueño contiguo de su esposa, André Ricard se propuso diseñar esta lámpara que resultó ser un icono del pop-art en Europa.

Tatu remite a una época desenfadada, cuando las clases medias europeas llegaron al gran consumo y sus hijos se atrevieron a una revolución estética descomunal, donde todo se contorsionaba, desde Andy Warhol a The Beatles o Mary Quant. Todo podía expresarse de otra manera.

Después de casi 50 años, Santa & Cole reedita este clásico y lo hace mejorando sus posibilidades lumínicas. El cuerpo mecánico de Tatu, como un flexo compacto, fue concebido en tres secciones que pueden rotar independientemente para adecuar su uso en un estante, en un escritorio, en la mesita de noche, como aplique de pared y ahora también en su forma de pie.

La edición de Santa & Cole mejora las prestaciones iniciales mediante la incorporación de tecnología LED, fácilmente adaptable en intensidad lumínica, pero también integrando una desplazable lente convergente, que amplía o reduce la apertura focal de una fuente mucho menos calurosa y muchísimo más longeva.

Santa & Cole presenta ahora su versión de pie. Esta simpática lámpara, hito revolucionario del diseño, encaja en cualquier contexto, dirigiendo la luz allí donde sea preciso. Es sinónimo de buen diseño, modernidad y bienestar.

La colección Tatu está formada por la lámpara de sobremesa Tatu, el aplique de pared Petit Tatu y ahora, la lámpara de pie Tatu Alta.

Andrés Ricard

André Ricard ha sido un pionero y defensor del diseño industrial en España, y ha contribuido definitivamente al desarrollo institucional y profesional de esta disciplina. Ha sido Presidente de la ADI-FAD (Asociación de Diseñadores de Moda), Presidente Fundador de la ADP (Asociación de Diseñadores Profesionales), Vicepresidente del ICSID (Consejo Internacional de Diseño), Vicepresidente del BCD (Barcelona Centro de Diseño), Miembro del Claustro de Profesores del Art Center ( Suiza), Jefe del Departamento de Diseño de Producto en la escuela de diseño de Barcelona Eina así como Patrono de su Fundación y también Presidente de Design for the World (ONG de diseño).

Actualmente es Patrono de Honor de la Fundación Loewe, Miembro de Honor de la Real Academia de Bellas Artes Sant Jordi y Académico de la Real Academia de las Artes y las Ciencias de Barcelona.

Sus proyectos han tenido como objetivo mejorar la función de una gran variedad de objetos cotidianos. Desde 1963, sus diseños de envases para los Perfumes Antonio Puig han sido especialmente destacados y prolíficos. También hay que destacar sus trabajos para el movimiento olímpico, especialmente la antorcha de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y el crisol de la llama olímpica del Museo Olímpico de Lausana (Suiza). En su papel de promotor de la profesión a nivel nacional e internacional, así como de escritor y profesor, destaca por su concepción ética del diseño vinculada directamente a la mejora de la utilidad.

André Ricard ha sido reconocido con el Premio Nacional de Diseño de España, la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat de Cataluña, la Orden Olímpica del Comité Olímpico Internacional, la Medalla de Oro al Mérito Artístico de la ciudad de Barcelona y es Caballero de las Artes y las Letras y Caballero de la Legión de Honor de Francia.

Fuente: Santa@Cole.

Share.

Leave A Reply

*