Lo último

Sillas que hicieron historia

The Room Studio diseña Juno House, un club que promueve el bienestar personal, el desarrollo profesional y la creación de una gran comunidad colaborativa para la mujer

0

The Room Studio

Espai Travessera
Travessera de Gràcia, 23-29, 1º1º
08021 Barcelona

Espai Paris
Carrer París, 171
08036 Barcelona

Tel. 93 200 28 30
info@theroom-studio.com
theroom-studio.com

Juno House es el primer club de Barcelona concebido por y para la mujer actual. Diseñado con una mirada holística y consciente, Juno House promueve de forma activa el bienestar personal, el desarrollo profesional y la creación de una gran comunidad colaborativa.

El edificio, estratégicamente ubicado en un emblemático edificio en el centro de negocios de la ciudad, centraliza bajo un mismo techo todos los servicios de empresa y de confort personal y cuenta con un espacio propio para el desarrollo de la maternidad.

The Room Studio ha realizado el proyecto de interiorismo de Juno House partiendo de un concepto nuevo, inexistente en España, con un programa de necesidades muy específico, y en un tiempo récord; en dos meses se presentó el concepto creativo y el desarrollo del mismo. Exigía ser muy estrictos a la hora de definir el programa de uso, en un espacio totalmente vacío, con una volumetría concreta, y que mantuviera la sensibilidad y suavidad que quería transmitir la marca.

La Nave y la Farinera, dos espacios con necesidades diferentes pero equilibrados y con un mismo lenguaje estético.

La Nave

La Nave era un gran espacio vacío, totalmente desnudo, sin segmentaciones, y con un aire y estilo industrial de antiguo taller muy marcado. Había que darle una estética más femenina, más dulce, sin olvidar el alma de lo que había sido. Estaba pensada para ser un espacio social y también donde poder trabajar.

Se divide en 3 zonas diferenciadas a través del cambio de pavimento y segmentación de espacios con un eje central contundente en cuanto a forma y uso. En la entrada se encuentra la recepción, la tienda y el restaurante. En el área central, más de ocio, se ubica el escenario, una zona de sofás, y al final, las zoom boxes o salas de grabación. La nave acaba con unas salas de conferencias, biblioteca y chill out.

Son espacios con actividades muy diferentes entre sí, pero a la vez, todos debían hablar un mismo lenguaje. Este hilo conductor común lo define, por un lado, la paleta cromática –que viene dada por el color frambuesa corporativo de la marca–, y por otro, el uso de materiales naturales, como filosofía del estudio, que recupera los oficios más artesanales.

Al entrar a la Nave, la zona de recepción alberga una sala de espera y una tienda, imprescindible para el desarrollo de negocio entre socias y es también un espacio expositor para merchandising. Busca parecer una caja, y lo consigue utilizando la paleta cromática estudiada para el proyecto, con un color nude homogéneo en las baldosas de paredes y superficies. Se introducen acabados ornamentales con formas redondas, sinuosas, pensando en la sensualidad de la mujer.

Al fondo, un restaurante con cocina de autor se diseña con una barra más ancha para showcookings, con mesas y mobiliario realizados a medida.

Ambos espacios los divide una escalera escultural de hierro, hecha de una sola pieza y revestida de blanco. Los baños, situados al lado, introducen el color azul marino con toques dorados, y están realizados a medida para el espacio.

En la parte central de Juno se ubica una zona para el descanso, con un escenario central polivalente con mobiliario que puede reubicarse y usarlo para diferentes eventos, presentaciones, conferencias o conciertos. Detrás del escenario, un mural diseñado a medida y en exclusiva para Juno hace un guiño a las formas redondeadas y suaves del espacio. En la parte opuesta se encuentra un cerramiento hecho con listones de madera de roble y una cubierta muy particular tanto en su forma como en su revestimiento, utilizando el mortero de arcilla que luego revestirá algunas paredes.

En la tercera división se encuentra una zona chill out con vegetación diversa y con un revestimiento de mortero de arcilla, que entra en las paredes de las distintas salas de conferencias. Se crea así una relación visual de las tres salas y hace de contrapunto con las paredes de la tienda, equilibrando el espacio.

Estas salas las separan grandes puertas en madera de roble y vidrios con interior de lino natural, creando un juego de sombras y tamiz de luz que hacen que se evite el cerramiento opaco, pero a la vez no quede desnudo y deje entrever el resto del espacio.

La última sala es la biblioteca de Juno, cuyas paredes son del color más intenso de la paleta, el mismo que la fachada de la Farinera. La entrada a través de una puerta en arco hace que la transición a este espacio sea diferente, pero sin perder la visión del proyecto. El techo acústico en forma de ondas y su iluminación indirecta crea una perspectiva visual con contraste y depurada.

La Farinera

En la Farinera, cada planta tiene un uso concreto y su propia línea de diseño, pero parten de un lenguaje y filosofía comunes en el proyecto. Se accede a través de un pasillo con un techo forrado en espejo para mostrar los arcos de madera en nogal invertidos.

Lo primero que encontramos es el Club House, destinado al ocio. Se representa con una decoración contrastada con toques neoyorquinos, realizada con mucho mobiliario a medida y un proyecto lumínico muy estudiado para poder crear diferentes ambientes a lo largo de la noche. La barra, al final, se diseña con madera de nogal y un juego de espejos magnifican el espacio. La estudiada iluminación hace de este espacio una escenografía perfecta para el uso diferentes eventos.

En la segunda planta se ubica Little Juno, un espacio creado para los más pequeños y no tan pequeños. Hay dos zonas diferenciadas con un gran sofá y un mobiliario hecho a medida, diseñado exclusivamente para los peques. En la pared se ubican espejos de formas dulces y una barra de ballet para diferentes actividades. Se dedica también un espacio para lactancia y el cuidado de los bebés. El baño está adaptado a diferentes alturas, y todos los detalles decorativos están pensados para los niños.

En la siguiente planta se ubica el Beauty, uso destinado al cuidado de la socia. Realizado a medida con madera de roble y panelados en color nude. Se piensa en techas acústicos decorativos para atenuar el ruido de secadores y otros utensilios. La zona queda dividida en dos a nivel de pavimento y estética para usos diferenciados. La pared panelada divide la zona de vestidores y sala de masajes.

En la última planta se encuentra el Wellness, un espacio polivalente destinado a actividades como yoga o meditación. Preside la sala un gran espejo, que se puede cubrir con unas cortinas que permiten adaptarla a cada actividad y una zona de relax donde tener momentos de desconexión. La iluminación está muy estudiada en el espacio para crear diferentes momentos.

Juno es un proyecto que exigía tener una visión distributiva muy marcada para poder dar respuesta a necesidades muy diferentes, y que a la vez utilizara ejes que armonizaran todo el conjunto. Esto exigió una inmersión total en la filosofía del proyecto.

Construcción: Construcciones Ponte-Arosa.
Arquitectura: BCArquitectura.
Project Management: TRT Arquitectura Técnica.
Interiorismo y Decoración: The Room Studio.
Fotografía: Mauricio Fuertes.

The Room Studio

The Room Studio está liderado por sus dos socios Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech, ambos Directores Creativos y de Proyectos. Con más de 15 años de experiencia, cuentan con un equipo multidisciplinar de profesionales. Su filosofía es fusionar todas las necesidades exigidas por sus clientes respetando la esencia de cada espacio, añadiéndole confort y elegancia con el estilo marcado por cada uno de ellos.

Tras más de 20 años de trayectoria cuentan con un gran equipo en cada uno de los proyectos, conocidos coloquialmente como Los Roomers. Buscan llevar a cabo los retos que les proponen siguiendo su filosofía: fusionar las premisas planteadas sin perder como foco principal la esencia del espacio, su confort y el estilo de cada cliente.

Dotan de gran relevancia a los materiales y a la iluminación en cada propuesta, ya que les permiten crear atmósferas cálidas y acogedoras. Buscan la combinación de materiales nobles con una iluminación cuidada, objetos singulares y las nuevas tecnologías adaptadas a cualquier espacio.

Abarcan desde soluciones decorativas, arquitectónicas y de interiorismo, hasta la construcción de obras que necesiten un cuidado especial y donde prevalezca la profesionalidad ante la velocidad y temeridad. Según las directrices del cliente, completan los proyectos con sistemas de domótica y audiovisuales.

Fuente: The Room Studio.

Share.

Leave A Reply

*