ILUMINACIÓN

Tipos de iluminación

Iluminación general, iluminación ambiental

Aunque parezcan conceptos diferentes, en realidad la luz ambiental y la general son el mismo tipo. Hacen referencia a la principal fuente de luz en un espacio. Es la base sobre la que se ilumina un espacio y, por lo general, su función es proporcionar claridad, profundidad y calidez para crear atmósferas y ambientes diferentes. Para ello, la iluminación ha de ser suave y tenue, aunque puede combinarse con otros tipos de luminarias más localizadas para áreas concretas.

En la luz ambiental cobran más importancia aspectos como el color de la luz o el diseño de las luminarias.

Algunas luminarias con las que puedes conseguir una luz ambiental atractiva son: luminarias de sobremesa o de pie con pantalla, luminarias colgantes con diseños atractivos, tiras de led en cortineros o tiras de led en foseados de techo.

Colocar luminarias en zonas como cortineros o foseados de techo, es una de las técnicas más utilizadas en los últimos años, ya que la luz ambiental que se consigue es discreta y las luminarias permanecen ocultas en todo momento. Todo ello es posible gracias a la versatilidad de las tiras led, que pueden colocarse en todo tipo de espacios y con objetivos diferentes.

Iluminación directa

La luminación directa es la que incide directamente sobre una superficie. Es la opción perfecta tanto para iluminar áreas concretas de un espacio como para conseguir una luz general, ya que en este caso la luz se dirige casi directamente sobre el espacio que se quiere iluminar. Algunos tipos de iluminación directa son:

  • Downlight: son focos empotrables instalados en falsos techos que iluminan en posición vertical hacia abajo con un amplio haz de luz, aportando una gran iluminación a los espacios y un bajo consumo.
  • Luces de sobremesa de pantalla: se colocan sobre aparadores, mesas auxiliares, mesillas en dormitorio, etc…, y gracias a la variedad de diseños que existen se han convertido en un elemento más de la decoración de cualquier espacio.
  • Tiras de led: gracias a su flexibilidad y pequeño tamaño, pueden utilizarse para iluminar cualquier espacio y también en el mobiliario, armarios, por ejemplo. Hay modelos preparados para su instalación en suelo o pared tanto de interior como de exterior.
  • Baño de paredes: se trata de un elemento interesante para resaltar formas y texturas en arquitectura.
  • Luz de acento: luminarias que permiten dar más protagonismo a algunos objetos como piezas de arte o elementos decorativos.

Iluminación indirecta

La iluminación indirecta consiste en ubicar los puntos de luz de un espacio de forma que ésta se proyecte hacia el techo o la pared. De esta manera, la luz se obtiene a través del reflejo, por lo que no incide directamente en la superficie. Además, la iluminación indirecta tiene un flujo lumínico mucho más difuso y es una luz perfecta cuando se utiliza bien, ya que evita totalmente los deslumbramientos.

Algunos ejemplos de la iluminación indirecta son:

  • Luz de efecto: la que se oculta en algunos elementos arquitectónicos o de diseño y se utiliza para destacar determinadas formas de la arquitectura.
  • Tiras de led en cortineros: con las tiras de led podemos crear una luz indirecta que no deslumbra, ideal para obtener una luz agradable y decorativa.
  • Luz difusa: incide desde varios ángulos, envolviendo los objetos y aportando un tipo de iluminación mucho más suave que la luz directa.