Muebles para trabajar en casa de las mejores marcas

Qué silla necesito para trabajar en casa

Consúltanos para encontrar la silla que mejor se adapta a lo que necesitas: info@dismobel.es.

Invertir en una buena silla para trabajar en casa es importante

Una silla para trabajar en casa es un herramienta de trabajo de uso constante y continuado, de ahí la importancia de que se adapte perfectamente a tus necesidades y a tus tareas. “Es un instrumento que repercute en el bienestar y en la salud y contribuye a la eficiencia de cada profesional”, explica el diseñador Marcelo Alegre

Una silla deficiente puede tener consecuencias perjudiciales

La salud de la espalda, las tensiones en las cervicales y en las lumbares están muy relacionadas con las posturas en el puesto de trabajo. Pero existen más: Sentados en la silla, nuestros pies deben tocar el suelo. Si estamos demasiado altos, aparecen problemas de circulación. Si, por el contrario, la silla está demasiado baja, se carga una parte de las nalgas. Regulando la silla a una altura apropiada y repartiendo el peso correctamente, podrás estar más tiempo sentado y de manera más cómoda.

Las consecuencias de una silla deficiente para trabajar en casa son problemas musculoesqueléticos porque el cuerpo se ve obligado a compensar físicamente el apoyo que no te da la silla, que debería acompañarte durante todo tiempo y formar parte de ti sin que te dieras cuenta”, comenta Rosa Porcar. directora de Innovación del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV)

Define el uso que le vas a dar a la silla

Las sillas son una herramienta de trabajo y lo primero que debes tener claro es el uso que le vas a dar: ¿se trata de una silla de uso esporádico o continuado? Eso determinará las prestaciones técnicas, funcionales, de confortabilidad y de materiales que precisas para lograr una postura correcta. En el caso de las sillas de uso constante, es importante que los brazos, el asiento y el respaldo sean regulables para favorecer el movimiento natural del cuerpo.

Conoce las cualidades de una buena silla para trabajar en casa

Una silla para trabajar en casa debe responder específicamente a tus necesidades y hacerlo de manera muy confortable. “La silla debe conseguir que nos sintamos soportados, es decir, debe rebajar las demandas musculares de una posición que ocupemos durante muchas horas al día. Debe permitir que nos movamos y que cambiemos de posición con seguridad y estabilidad”, precisa Rosa Porcar

Prueba el confort de la silla

Siéntate en la silla, en posición estática de 90 grados con la espalda recta. Pero también muévete. Hacia delante, hacia atrás, hacia a la derecha y hacia la izquierda.

Es esencial que, mientras estemos sentados podamos movernos de manera natural. “Si no nos movemos, no estamos permitiendo que las articulaciones y el sistema circulatorio se activen. Esa movilidad es el factor que nos permite estar trabajando durante horas sin que se resienta nuestra salud”, comenta Rosa Porcar.

Son recomendables los reposabrazos para los momentos en que no estamos empleando el teclado, ya que permiten descargar de peso a los hombros durante ese tiempo. Nos permiten acercarnos a la mesa y tienen que caber por debajo de ella sin tropezar.”, indica Rosa Porcar.

Pregunta de qué materiales está fabricada tu silla

En las sillas de uso continuado es fundamental que los materiales sean de calidad y que garanticen la durabilidad de ésta. Sólo así una silla para trabajar en casa puede proporcionar confort y garantizar que sus características permanecerán inalterables al paso del tiempo.

La elección de la tapicería también debe ser consciente porque existe un amplio abanico de opciones con cualidades muy diversas. “Es crucial que el tejido transpire para que la silla no acumule sudor y proporcione un cierto confort climático porque una gran superficie de ella está en contacto con nuestro cuerpo. El tapizado debe poder limpiarse con facilidad. Teniendo en cuenta que una buena silla de oficina está llamada a durar más de diez años, es necesario poder mantener una buena higiene”, apunta Rosa Porcar.

Fuente: Actiu.

Consúltanos para encontrar la silla que mejor se adapta a lo que necesitas: info@dismobel.es.